Musikarte 2015Ayer martes 28 de julio de 2015, and se emitió en directo el último Musikarte de esta temporada, esa sección de El Pasacalles, que como María José dice, es un espacio dedicado a la música y a la educación en la radio pública de Castilla-La Mancha.

Aquí os dejo la instantánea que imprime una huella de lo vivido en el recuerdo colectivo de este grupo humano dedicado a las ondas, y que certifica que estuve allí con ello compartiendo esta maravillosa etapa de mi vida. Han sido dos temporadas completas, 85 programas en los que el tiempo no sólo no se detenía, si no que avanzaba, el “muy cabrón”, mucho más rápido de lo habitual.

El proceso de aprendizaje, en lo mémaremente cognitivo, junto a este equipo de profesionales, ha sido una de las mejores experiencias que he tenido en mi vida. Todo un Master en Comunicación Radiofónica que he recibido y en el que he sido tratado a cuerpo de rey. Jamás podré agradecerles a cada uno de ellos las miles de herramientas que he aprendido en todo este tiempo.

En lo social les debo que, Antonio Domingo, ha podido llegar a todos los rincones de nuestra región, que mi palabra, con la intención de ser música, ha sonado allá donde un receptor de radio estaba sintonizado con nuestra emisora regional todos los martes de 18:00 a 19:00. Para eso tampoco hay suficientes palabras de agradecimiento. Mucho de lo que yo soy ahora os lo debo a todos vosotros.

Y en lo emocional, qué queréis que os diga… junto a vosotros he reído, he llorado, he jugado, he aprendido e incluso, he tenido orgasmos de piel. No se puede pedir más a un equipo de compañeros.

Por ello quiero daros las gracias. Las gracias por mil detalles, por mil gestos, por mil momentos sencillos que han hecho de mi vida algo maravilloso a vuestro lado.

Gracias Alejandro Torres Rodríguez por mimarme en cada viaje, por preocuparte de mí constantemente y evitar que me perdiera en las tierras manchegas, por tener siempre en los labios la palabra justa que todos necesitamos.

Gracias Javier Orihuel Jaunarena por mostrarme el amor a tu profesión a través de la sutileza de tus dedos sobre las máquinas de sonido, por hacer de mis orejas mejores oídos y por aceptar, siempre con una sonrisa, mis miedos de principiante.

Gracias Mario Alfonso Canes por tu buen rollo constante, ése que hace que la vida y el camino sean mucho más ligeros, por esa tranquilidad que siempre me hace falta, por tu mirada limpia en todo momento.

Gracias Roben Koudsi Fonollosa por tu espontaneidad capaz de sacarme la mejor de las sonrisas, por esa capacidad para crear de la nada de forma divertida, por el apoyo en todos mis momentos de dudas.

Gracias David López-Rey por hacer de la ciencia algo que todos podemos entender, por esa nobleza que muestra tu comunicación no verbal, por ser un fiel e incondicional amigo.

Gracias Maximino Carchenilla Gonzalez por hacer de tu zaguán un espacio de respeto y reconocimiento a la esencia de la música, por mostrarnos a todos el camino andado, por cantarle a la vida del mañana con los ojos del ayer.

Gracias maestra, gracias MariaJose Acevedo del Cerro por confiar en mi trabajo incluso cuando todos auguraban nubarrones, por dejarme soñar con un mundo sonoro que amo y que me alimenta el alma cada día, gracias por hacer de un hombre un niño feliz, sabes que sin ti esta realidad, mi realidad, no sería posible.

Ahora toca verano, descanso, y alimentarnos por dentro y por fuera para poder volver a sembrarnos en las ondas la próxima temporada. Aún así, tened muy claro que os echaré de menos, mucho de menos, porque el paso entre “un puesto de trabajo” y “un puesto de vida” lo hemos dado. Ya formáis parte de mi existencia y por lo tanto, añoraré vuestros silencios, y los llenaré de recuerdos de sonrisas sonoras que me canten al oído para que mi piel se siga erizando.

OS QUIERO

antonio domingo